Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Hacer que un sitio cobre vida es un proceso de creación interesante, aquí hay unos consejos que pueden servir para lograr un mayor impacto en tu próximo proyecto.
¡La magia está en la preparación!

  1. Analiza la imagen corporativa y manual de marca del cliente. Esta es la piedra angular del proyecto, este es el ingrediente principal que podrá orientar en un 100% el tono, el feeling y la experiencia que se debe conseguir en el diseño del sitio.
  2. Recolecta guías y referencias. todos los clientes tienen un imaginario específico. Este imaginario es un universo de cosas relacionadas directamente con su empresa, producto o servicio, en cuanto a su mercado como competidores directos, marcas nacionales y extranjeras similares que les gusten. Pero, nunca olvides preguntar cuáles otros referentes dentro y fuera del contexto del producto o servicio quiera relacionar y pregunta ¿porqué?.  ¡Te llevaras sorpresas muy positivas para inspirarte en el proyecto!. Un cliente que quiera un portal de noticias puede hacer referencia a un portal de juegos ...pero el detalle clave está en que te puede decir que le encanta como se mueve el menú de ese portal y que quiere algo similar. Por eso, todas las referencias son válidas, mientras recuerdes preguntar ¿porqué?.
  3. Alimenta tu propio universo. Entonces ya tienes la imagen, las referencias y algunas ideas -de este vasto universo del cliente-. Aún no abras tu programa de diseño. Investiga. Piensa (por más desconocido que sea el tema de tu cliente para ti) qué otros sitios podrían servir de inspiración para lo que estas a punto de crear. Si quieres crear algo de talla internacional, lo más lógico es que busques que hay a disposición a nivel internacional. Si tu cliente es de habla hispana, no te limites a investigar en español, busca por lo menos en inglés y para ciertos temas atrévete a consultar que te puedes encontrar en alemán o francés. Los alemanes y franceses tienen un nivel de producción bastante interesante y competitivo. 
  4. Define tus ingredientes. A este punto ya debes tener un tablero mental con las ideas de todo lo que has visto para complementar la información de tu cliente. Si no te sientes listo para arrancar, repite los pasos 2 y 3. Entonces, es hora de alistar y tomar decisiones como:
    • qué tipografías voy a usar?: recuerda no usar más de 2 tipografías diferentes para darle una mejor presentación al sitio con un aspecto más profesional.
    • cuál es la paleta de color?: si no hay un referente puntual por parte del cliente, debes probar los colores y usar esos mismos de forma clara dentro del sitio para establecer una imagen más congruente.
    • Cuál estructura y navegación funcionará mejor para este sitio?: el mapa del sitio se puede organizar en uno, dos y hasta 3 menús. aqui es donde se define qué será mejor para el proyecto. También se definen las necesidades del portal para responder requerimientos de los usuarios, vista en móviles y demás. 
    • cuántas y cuáles pantallas te ayudarán a validar tu diseño? : dependiendo del tipo del portal, se necesitan entre 2 y 5 o más pantallas en prototipo para validar internamente con el equipo y luego con el cliente antes de pasar a implementación. el resultado de no hacer este ejercicio con antelación es que posiblemente se tengan que hacer muchos cambios sobre el código y las plantillas para resolver algo que se pudo explorar en un .jpg o .png. Por otro lado, tampoco es necesario ilustrar todas y cada una de las pantallas del árbol de contenidos para validarle al cliente cómo se va a ver su sitio. Espero que no se te presente esa situación.
    • Qué recursos tienes? consolida todo lo recibido. fotos, textos, archivos y presentaciones que ha enviado el cliente con la información que se publicará en el portal.  Es tan importante como saber qué mobiliario pondrás en una casa, si eres el que debe escoger/hacer la casa para hacer que esa experiencia de entrar a ese lugar sea agradable. Muebles grandes en casa pequeña o muy pocos muebles en un grandísimo espacio ya dan una idea de una sensación incomoda. Entonces un cliente con pocos contenidos, pocas fotos corporativas, o poca periodicidad de nuevas publicaciones no se va a beneficiar de arreglos que expongan largas listas de publicaciones que van a evidenciar que hace mucho escribió la última, o grandes banners para los que no tiene cómo actualizar nuevas fotos frecuentemente. Las fotos de stock son un buen recurso, pero no hay que abusar de ellas. Importante: si no cuentas con al menos el 80% de la información inicial con la que se publicará y entregará el sitio estadísticamente está comprobado que tu proyecto sufrirá retrasos en la entrega y por responsabilidad del cliente se verá comprometida tu rentabilidad del mismo. una buena política es no iniciar hasta no contar con los contenidos aprobados a publicar. Además algo bueno, es que tus diseños irán con contenido real y no con la herramienta de emergencia por excelencia: lorem ipsum...
  5. A trabajar!. Instala las fuentes que vas a usar. Abre tu programa de diseño (fireworks, illustrator o photoshop, etc) , trae todos los insumos a tu espacio de trabajo, trae los screenshots de todo lo que te gustó y te llamó la atención y rodeate -en tu canvas- de todo lo que te reproduzca la onda y feeling de lo quieres lograr para este proyecto. Empieza por donde quieras, no siempre fluyen las ideas para resolver desde el pixel X:0 al Y: 1200. De todos modos recuerda que en un website, la "sonrisa de la mona lisa" -el momento de magia- va a estar en lo que hagas desde el cabezote hasta antes del scroll. Lo que se conoce como Above the fold. Este es el espacio en que se debe capturar toda la atención de los usuarios y define en gran medida la experiencia del sitio. Luego de eso, ya podrás generar las bases para crear las pantallas de muestra de cada proyecto. 

Este es un excelente comienzo para darle cada vez más significado y pertenencia a los diseños que recibirán los clientes para cada uno de sus proyectos!

¿y tú cómo te inspiras y te preparas para diseñar tus proyectos?

seguimos en contacto,

Carolina Villarraga H.